MIENTRAS

Busco un punto,
un faro de luz en el mar,
una visión, un obstáculo quizá,
un deseo abstracto, una aurora, mi renacer, mi caída.
El tiempo es fundamental para no perder la fe,
para enlazar un silbido en forma de mujer: no quiero hacerlo, pero lo anhelo.
Y mientras camino, y mientras invento.
¡Es tan extraño ser labios agradecidos sobre piel tersa, inmutable, misteriosa, desconocida!
¡Es tan difícil encontrar miradas auténticas en un mundo de sospecha!
Pero sigo allí, por ti, buscando tu carcajada,
buscando paradas sin falsas fatigas.
Y mientras camino y mientras invento.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *