MADRID

MADRID

Madrid, me hiciste tuyo porque me diste la vida,

la que pintas enjambre de deseos y fuegos.

Nací en tus calles veloces, en tus asfaltos ardientes,

mamando tus noches bastardas, indecentes y baratas,

tus tardes melancólicas, tus despertares mentirosos.

Madrid, besos maternales,

canciones que se respiran,

gotas de lluvia que siempre caen como delicia.

Madrid, mujer de brazos abiertos,

mujer caliente,

que no reprochas ni guardas,

escupitajos de frente.

Madrid, de plata y cobre,

de miel en camas y ratas por el arcén,

foráneos ambiciosos que seduces con magia desordenada.

Volcán de energía y cariño,

de luna entera siempre,

parrandera de sonrisa ancha,

eterna verbena de corazones polifórmicos.

Madrid, pariendo vida,

llena de un millón de muertos,

calamares y churros,

platos de leches para los gatos,

chocolate y cañas;

Madrid de sonidos cautivos,

de sombras con luz vigorosa,

azul el techo.

Madrid, robinias y plataneros,

nenúfares del Retiro,

cuadros del Prado,

tasca, cocido y mus.

Madrid, Isidro,

bombeando el miocardio,

espejo cóncavo y convexo,

nunca ausente.

Compartir en:

2 comentarios en “MADRID

  1. Hola Juan, soy Fer, la mujer de Nacho Cayuela. He descubierto este tu rincón y me ha encantado. Ha sido un placer leer lo que escribes de Madrid. Muy bonito! Yo tambien me confieso una enamorada de la cuidad que me vio nacer. Un saludo!!+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *