NAVEGAR (El amor encontrado)

Despertar con un disparo tan vital y romperse mi universo azul, sin hablar.

Y tus ojos marcando el camino; alcanzar y pensar en detalles que engrandecen y dar más.

Casi a ciegas comencé a avanzar, me calmé entre tus olas, en tu mar, para navegar.

Y volar junto a tus pisadas y saber, que el fuego puede quemar y cuidar a las sirenas que duermen junto a este animal, que ruge, vive, crece y pide más.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *