CANCIÓN DEL FRACASADO

Gloria para el vencido porque nunca la ha abrazado.
Sueños para el derrotado porque ya está cansado
de esperanzas vanas,
de imágenes muertas y de luchas frustradas.

Hablo en mi nombre, señores,
hablo cantando en la nebulosa del humo, del alquitrán del tabaco.

¡Victoria! ¡Victoria!
Ya sube la gloria,
ya está llegando la espuma deseada,
y el sueño dormido sale de su letargo.

¡Despierta, amigo, despierta!
¡Viva la siesta del fracasado!
¡Vivan los claveles raros, la fiesta triste y el licor salado!

La tarde calienta y levanta,
y el vuelo del que fue vencido se agrupa en la tienda cerrada.
Olor a ginebra para soñar la victoria del derrotado,
para vivir la gloria del que ha perdido.

¡No finjas bastardo!
Sé que estás dormido en un sueño alado.
Habla en tu nombre muchacho,
que yo siempre sueño pues nunca he ganado.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *